sábado, 31 de diciembre de 2011

And the winners are...




Por lo tanto, la cosa queda así:


1.premio de La Rose Extreme con su crema corporal... para Ari Bradshaw!

2.premio de Glam Rose con su crema corporal... para A. Alfonso!

3.premio de Ecume de Rose... para Itsasogari!

4.premio de Secrets de Rose... para Bea Caballero!



Enhorabuena a las premiadas y ánimo a los demás porque habrá otro sorteo antes de lo que creéis.


Un beso a todos y feliz año nuevo!

lunes, 26 de diciembre de 2011

Última obsesión: las velas

Los que me siguen por Twitter, ya sabrás cual es mi última obsesión: las velas aromáticas.

Hace poco me cambié de casa y las velas se han vuelto una gran parte de la decoración. Me gustan como quedan apagadas y aún más encendidas. Me he vuelto adicta al ritual de sofá + ordenador o libro + vela. Y aunque al principio intenté buscar velas buenas-bonitas-baratas, me he tenido que rendir ante la evidencia de que aquí o pagas un poco más de lo que nos gustaría, o la habitación termina oliendo a cera y humo.

Por eso, después de algún que otro chasco con tres velas de una marca en la que yo tenía depositada mi confianza, decidí ir a lo seguro y opté por las famosas velas de Diptyque. Teniendo en cuenta las fechas me decanté por la edición navideña de Epinette y la nueva vela 34.





La primera por su olor a pino verde y la segunda por el precioso frasco de cerámica.

Lo curioso fue que la semana pasada me enteré que mi querida Mer de galletas de ante anda en una encrucijada parecida buscando su olor (aquí), y nos preguntaba a qué creíamos nosotras que olía su blog.

Yo me puse a pensar, porque con el cariño que le tengo a Mer y lo mucho que me gusta su blog quería dar en el clavo. Para mí huele a un olor floral suave, con un punto cítrico y luminoso, pero todo muy limpio y puro.

Después de unos días se me encendió la bombilla: la vela de Aqua Universalis de Francis Kurkdjian.




Me parece que podría ser perfecta para Mer, y para mí, ya he fichado la vela Pour le Matin, un poco más cítrica y menos floral que Aqua Universalis.

Otras velas que estoy deseando probar son las de Oliver & Co, después de que Paula de Olivia, jabones de cuidado me las haya recomendado una y otra vez. De toda su gama, sin duda, la primera que probaré será Henolia.




Con su olor a heno recién cortado es la vela perfecta para mí y mi obsesión por lo verde.

Pero bueno, todos los fichajes tendrán que esperar algo porque las velas duran una eternidad. Las dos de Diptyque, después de haberlas tenido encendidas durante toda la cena del 24 y toda la comida de ayer, apenas se han gastado. Eso si, han sido la sensación de la velada.


A vosotros, ¿os gustan las velas?



Besos!!

jueves, 22 de diciembre de 2011

¿Habemus regalo?

Ya sé que llego un poco tarde, bueno igual no, que lo de comprar el perfume como regalo es muy de última hora.

He pensado en dar unos consejos básicos para que el hecho de regalar una fragancia, no sea un fastidio para la persona que lo reciba. Ahí van:


1.- No nos dejemos engañar con las últimas novedades y los anuncios con los que nos bombardean. Ante la duda elegir un clásico, casi seguro será de mejor calidad aunque lo hayan reformulado mil veces.


2.- Optar por perfumes frescos y ligeros. A no ser que sepamos de ante mano que le gusta un perfume concreto, es mucho mejor pecar de seguro. Un perfume fresco es mucho más fácil de llevar y no es necesario que sea el olor de nuestra vida para utilizarlo con comodidad.





3.- Elegir frascos pequeños. Otro detalle para no meter tanto la pata. Si nuestra elección es la acertada, siempre podrá comprar otro frasco más grande. Pero si nos equivocamos en la elección, será más fácil de gastar.


4.- Siempre pedir una muestra del perfume que compremos en la perfumería. Casi todas pueden hacerte una pequeña muestra para que el regalado lo pruebe sin necesidad de abrir el frasco. Así, habrá opción de cambiarlo si no gusta.



Tampoco es que sea nada nuevo lo que os cuento, pero espero que a alguien le sirva.



Besos!!

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Clic-Clac





...Poner a enfriar el tarama, calentar el gallo al vino, a fuego lento, vale..., abrir las botellas, poner una mesa provisional, volver a bajar pitando a la tienda del árabe para buscar servilletas de papel y una botella de Badoit, preparar la cafetera, ducharse, perfumarse (Eau Sauvage), limpiarse las orejas, encontrar una camisa que no esté demasiado arrugada, bajar la luz halógena, desconectar el teléfono, poner música (el disco Pirates de Rickie Lee Jones, con esa música todo es posible...) (pero no demasiado alta), colocar bien el plaid, encender las velas (mira, mira...), inspirar, expirar, no mirarse más al espejo.


Quisiera que alguien me esperara en algún lugar, Anna Gavalda

viernes, 16 de diciembre de 2011

Verde menta

Hay notas que una no sabe si las ama o las odia.

Sabido es por los de mi alrededor que Geranium pour Monsieur es uno de los perfumes que no tolero. Aunque en un alarde de amor fraternal se lo regalé a mi hermana por su cumpleaños la pasada primavera (aquí), sigo sin acostumbrarme a él, por muy buena creación que me parezca.




El culpable, sin duda la nota de menta tan marcada que tiene. Una menta casi dentífrica que solo me gusta en los chicles. Ojo, que con esto no quiero decir que la creación del Sr. Ropion no me guste. Me parece excepcional y realmente imaginativo lo que hizo. Ahora, para mí, no.

Lo raro llega ahora. El momento de estar haciendo trabajos delante del ordenador, suele ser muy bueno para probar nuevos perfumes y apreciar toda su evolución. El otro día le tocó a Metaboles de YsUzac, marca que cada vez me parece más interesante y no solo por sus monísimos frascos.




Cada vez disfruto más de todo lo que sea verde, incluido los olores y cual fue mi sorpresa que Metaboles era verde-verde. Me gustó mucho. Además, a diferencia de la mayoría de los perfumes verdes, no era nada amargo. Y de la nada, así de repente, empecé a notar una nota muy marcada que se me hacía conocida.... ¡la menta! ¡Pero esta menta me gustaba! Sorpresas te da la vida. Era aún más verde, nada comestible, igual que las que solía encontrar de pequeña en el campo, las olía pero nada de meterlas a la boca.




Junto con la menta, la hoja de tomate, cada vez más presente también en la perfumería y la que casualmente tanto me gusta, así de rarita me estoy volviendo. Y el geranio, la hiedra, la pimienta negra, el clavo... todo ello suavizado por la vainilla, el almizcle y el sándalo.. En definitiva, una menta con la que sí me rociaría de arriba abajo.

Cualquiera dirá que es un casi-clon de Geranium pour Monsieur, pero nada más lejos de la realidad. Parecidos sí, iguales no. Realmente te das cuenta de la magia de este mundo cuando encuentras dos ecuaciones tan parecidas con un resultado tan diferente. Será algún plus/minus lo que marca la diferencia.

Respecto a mi relación con la menta... así empece con el pachuli también y mirarme ahora, una pachuliadicta confesa.


Besos!!

miércoles, 14 de diciembre de 2011

El punto diferente

Cada vez se utilizan ingredientes más extraños en la fabricación de perfumes.

Hay notas muy utilizadas como el ámbar, que aunque su procedencia es rara de verdad (pronto os contaré los detalles), estamos muy acostumbrados a verlos en muchas composiciones.

Pero otros nos dejan con la boca abierta, al menos a mí. Y mira que ya estoy viendo cada cosa... Pero lo de hoy supera mi imaginación: pelo de cabra.




Raro, raro, raro.

¿Y qué perfume lleva esta maravilla? Pan de Anya's Garden, con muy buena pinta además.




El pelo de cabra viene acompañado por otras notas mucho más notorias (menos mal): Labdanum, pachuli, lavanda, cedro, flor de loto...

Lo mejor de todo es que las críticas son muy buenas, quién sabe, puede que tenga su punto. Habrá que probarlo.



Besos!!

domingo, 11 de diciembre de 2011

Querida Mona:



El viernes me entró entre ceja y ceja que necesitaba probar tu Tubereuse. Ya la había olido anteriormente, pero necesitaba hacerme con una muestra para sentirla en la piel, y ver cómo evolucionaba en ella. Por suerte, no me costó mucho conseguirla y al hacerla, los dedos se me quedaron impregnados con su olor. También aproveché para olfatear otra vez tu Vetiver y lo dejé en la lista de espera para la siguiente vez.

Luego me fui a cenar con mis amigos y cada vez que me acercaba la mano a la cara allí estaba tu nardo, vivo y persistente. Podría haberme lavado las manos pero no quise, estaba disfrutando mucho con su presencia. Mientras mi amigos hablaban, yo pensaba lo bien que te había quedado la fragancia, intensa, sin empalagar, con un nardo muy bien acompañado por la pimienta y las notas verdes ¡si hasta me recordó a Carnal Flower! Como lo oyes, a la mismísima Carnal Flower, con todo su poderío y la magia del Sr. Ropion. Nunca pensé que probaría algo que me recordara a ella pero tu Tubereuse consigue hacerle un poco de sombra.

Y mientras pensaba todo esto, me llegó un mensaje al móvil: “Hola Maia, ha pasado algo terrible. Mona di Orio ha muerto.” El embajador de tus fragancias me daba la noticia. Me contaba lo petrificado que se encontraba, porque además de admirar tu trabajo, tenía el honor de considerarte amiga. Nos escribimos un par de mensajes más y quedamos que ya hablaríamos, tampoco eran horas para nada más. Y ahí me quedé, rodeada de amigos pero tan sola en mis pensamientos. Algo les comenté, pero no me prestaron mucha atención. No lo tomes a mal, poco a poco los voy instruyendo en este mundo pero de tu existencia apenas sabían algo (por no decir nada). Reconozco que yo misma te había tenido olvidada una temporada.

De tus primeras fragancias apenas me gustó Lux, puede que por ser uno de los primeros perfumes nicho que probé, pero las demás tampoco me dijeron mucho. En el fondo te tenía envidia por haber sido la discípula mimada de mi adorado Roudnitska, me parecía que con tal privilegio tenías el deber de hacer cosas aún más impresionantes. Sin embargo, me gustaba tu carácter. Por mucho que las críticas no te dijeran nada bonito, tú seguías creyendo en tu trabajo y en tus creaciones, sin importar lo que los demás dijeran de él.

Y cuando apenas me acordaba de ti, sacaste algo nuevo y sencillo. En un primer momento fui reacia a tus creaciones pero me dijeron que los probara, que realmente me iban a sorprender. Y vaya si lo hicieron. Bajo el nombre de “Les nombres d’Or”, lanzaste lo que serían las tres primeras fragancias de la colección: Cuir, Ambre y Musc. Cuando otros hubieran intentado crear la quinta esencia innovadora, tú volviste a lo básico, creaste un cuero rudo, un ámbar cálido y un almizcle limpio. Luego vinieron la Tubereuse, el Vetiver, el Oud y la Vainille, y nos volviste a demostrar que a veces hay demasiadas florituras en este mundo.

Como los más grandes, te has ido en tu mejor momento, dejándonos suspirando por lo que podrías haber llegado a crear.

Una vez dijiste “Quiero crear fragancias que hagan que la gente sienta, sueñe, viaje, recuerde y se sorprenda.” Puedes quedarte tranquila, porque tu legado lo seguirá haciendo durante mucho tiempo.

Un saludo, 


Maia

jueves, 8 de diciembre de 2011

El amuleto de Hugh

Hay algunos días en los que el extra de confianza me lo da el perfume. No tengo uno fijo, varío entre dos o tres, pero llevar el perfume idóneo en los días importantes me ayuda mucho.

El otro día leyendo en una entrevista a Hugh Jackman, ponía que cada vez que tiene un estreno o una actuación importante, se perfuma con Grey Vetiver de Tom Ford.




Un vetiver terroso y amaderado, salpicado por cítricos y especias.


Y para que veáis lo bien que le funciona, os dejo un vídeo de una de las actuaciones que hizo en la ceremonia de los Oscars de 2009.




The musical is back! Y yo me alegro mucho por ello.



Besos!!

sábado, 3 de diciembre de 2011

El gordo de Nochevieja

Llegan las Navidades y este año también os traigo un genial sorteo. Una vez más los de la perfumería The Vanity, se han portado genial y me han cedido unos estupendos perfumes que voy a tener el honor de sortear.

Los olores de este año van a tener una única protagonista: la rosa, la reina de todas la flores, ya que todas las fragancias sorteadas serán de la casa Le Parfums de Rosine (aquí).

Empezamos:

1. premio: La Rose Extreme (50ml) + su crema corporal


Notas: Rosa, azahar, violeta, grosella negra, iris, jazmín, ylang ylang, almizcle, sándalo, benjuí y haba tonka.



2. premio: Glam Rose (100 ml) + su crema corporal


Notas: Rosa, mimosa, frutos rojos, jazmín, violeta, almizcle, cedro, frambuesa y ante.



3. premio: Ecume de Rose (50 ml)


Notas: Rosa, cassis, nenúfar, artemisia, vetiver, ámbar y almizcle.



4. premio: Secrets de Rose (50 ml)


Notas: Rosa, naranja, ciruela, ládano, magnolia, jazmín, regaliz, azafrán, ylang ylang, musgo de roble, ámbar, sándalo, alcaravea y almizcle.



Pero tampoco os creáis que os voy a poner fácil participar en semejante sorteo... Al grano, condiciones:

1.- Responde a la pregunta ¿cómo conociste la marca Le Parfums de Rosine?


2.- Sabiendo que la marca nació del amor de su perfumista hacia la rosa, responde ¿a qué flor le harías tú toda una gama de fragancias?


3.- No olvidar poner el email para luego ponerme en contacto con vosotros si resultáis ganadores. 


Para participar tenéis hasta el 30 de diciembre a las 24:00. El sorteo se realizará el 31, pero no sé a qué hora exactamente porque como son días un poco especiales no sé dónde andaré.


¿Pero queréis más? Si entráis en Facebook y os hacéis fan de la página de The Vanity (aquí), podréis participar en otro espectacular sorteo:

1. premio: Trío de Masaki Matsushima compuesto por Shiro + Chocolat + Fluo (80 ml)
2. premio: Acqua di Stresa + Acqua di Stresa Fresh Touch + Fiori di Stresa (50 ml)
3. premio: Mark Birley (125 ml)



Desearos suerte a todos y me despido con un beso enorme!

jueves, 1 de diciembre de 2011

Más allá de la ciudad...



"...Millie no estaba allí, ni tampoco el Sabueso, pero sí el aroma a heno, que llegaba desde algún campo lejano y que indujo a Montag a subir a tierra firme. Recordó una granja que había visitado de niño, una de las pocas veces en que había descubierto que, más allá de los siete velos de la irrealidad, más allá de las paredes de los salones y de los fosos metálicos de la ciudad las vacas pacían la hierba, los cerdos se revolcaban en las ciénagas al mediodía y los perros ladraban a las blancas ovejas, en las colinas."

Fahrenheit 451, Ray Bradbury




Besos!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...