viernes 30 de septiembre de 2011

Romantina

La casa Juliette Has a Gun lanza un nuevo perfume: Romantina. La fragancia con notas como osmanthus, jazmín,  azahar, rosa, muguet, pachouli, vainilla, vetiver o íris, tiene un carácter chipre floral.




La historia es una historia de amor: va sobre una chica que visita Roma y se enamora perdidamente de un chico de la ciudad. Pero la historia de amor solo dura las 24h que le quedan a la chica antes de dejar la ciudad.

¿No os suena la historia?




Vale que Joe no era romano pero sino diría que la fragancia es un claro homenaje a la película, por cierto, unas de mis favoritas.

Habrá que oler el perfume para saber si huele a la princesa Ana



Besos!! 

miércoles 28 de septiembre de 2011

¡Chapeau Boris!

El lunes a la mañana me llevé una gran sorpresa. A la hora del desayuno, le di una ojeada a la revista de AR. Todavía sin dosis de café estaba bastante grogui pero los ojos se me abrieron de par en par a la altura de la entrevista de Boris Izaguirre.




Boris siempre me ha gustado. Sobre todo, porque detrás de sus alocadas maneras, se dejaba entrever el hombre culto que era. Pero reconozco que fue a partir del programa Channel Nº4 que copresentaba junto con Ana García Siñeriz cuando me hice fan absoluta de sus apariciones.

Más tarde leí su novela, Villa Diamante, que me gustó por el aire Almodovariano que tenía. No he vuelto a repetir desde entonces, pero la última, Dos monstruos juntos, me está tentando. Si mi wishlist no fuera tan larga en este momento, la leería sin duda. Quizá más adelante.

Y la sorpresa del lunes hizo que aún le admire un poco más. Aunque no lo ponía en duda, hoy me ha demostrado que tiene un gusto exquisito para los perfumes. Su olor predilecto: Vetiver Extraordinaire de Frederic Malle.




Creado por Dominique Ropion (sin duda uno de los grandes, sus trabajos para Malle son para enmarcar), es un perfume refinado y elegante. Un vetiver terrenal y totalmente masculino, para muchos, el mejor vetiver que se haya creado.

Pero la nota principal no viene sola, se acompaña por pinceladas de bergamota, naranja amarga, pimienta, mirra, musgo de roble, cedro, clavo, sándalo y almizcle.


¡Chapeau Boris!



Besos!!



P.D.: Si tenéis un rato libre y os queréis echar unas risas, no os perdáis el vídeo del programa de televisión Uyyyyy el día que Boris estuvo de invitado, aquí

lunes 26 de septiembre de 2011

Olor a sangre...

Septiembre, a parte de la vuelta al cole, acarrea una tristeza más: el final de la temporada de True Blood, hasta el verano que viene no hay más. No más Alcide, ni Eric, ni Pam, ni Lafayette...

Desde que empezó la serie siempre me ha dado pena, pero quizá esta vez me ha dado más pena aún porque el último capítulo fue brutal y dejó muchas interrogantes para la siguiente temporada.




El año pasado ya hice un post en homenaje a ellos (aquí), pero es que el último año ha surgido una nueva marca que les va como anillo al dedo: The Blood Concept.




Sin duda, la marca italiana, es de lo más original que ha salido últimamente. Está compuesta con cuatro perfumes que llevan el nombre de los cuatro grupos sanguíneos.

A: Fragancia aromática con acordes de jardín verde, hojas de tomate, albahaca, anís estrellado y notas metálicas.

B: Maderas especiadas, con manzana, cereza negra, artemisia, pimienta, granada, té negro, patchouli, madera de teca y notas metálicas.

AB: Fragancia mineral con aldehídos, aluminio, pizarra, agua, cedro y notas metálicas.

O: Perfume de cuero con tomillo, frambuesa, juncia, rosa, abedul, cedro y notas metálicas.




Creaciones diferentes donde los haya.

Yo solo he tenido el placer de probar AB y me gusta mucho. No es tan "metálica" como pudiera parecer en un principio. Es más bien muy limpia, huele un poco como a sábanas limpias secándose al sol, aunque con otros toques que lo "ensucian" un poco.

De las otras me producen especial curiosidad B y O, por sus composiciones tan heterogéneas.


A vosotros, ¿os llaman la atención? o ¿os da un poco de yuyu tanta sangre?



Besos!!

jueves 22 de septiembre de 2011

Al lado del ratón...




¿Conocéis el ratón de Getaria? Así es como se le llama al monte de San Anton.

Siempre me ha gustado, desde pequeña. La forma con la que se ve de lejos... desde Zarautz en primera fila pero los días más claros, se aprecia perfectamente hasta desde el Paseo Nuevo de Donostia.

Pero al pueblo de Getaria le tengo cariño por muchas más razones. Cuando era pequeña una de mis mejores amigas tenía allí la casa de veraneo, y si mi memoria no me falla fuimos un par de veces: anduvimos en barco, dormíamos en el ático, paseábamos por sus calles adoquinadas arriba y abajo...

Me gustaba Getaria por su olor pausado a pueblo pescador, a mar y monte, a comida de la muy buena... pero todo sin prisas.

Ahora hay que añadirle una nueva esencia al pueblo: el olor del glamour. Puede que para algunos no conjunte del todo pero para mí le va perfecto. Porque Getaria ha dado hijos ilustres, grandes entre los grandes. No en vano Elkano fue el primero en dar la vuelta al mundo allá por 1522.

Sin embargo, el hijo ilustre que se ha hecho amo y señor de la villa ahora es otro: nada más y nada menos que el gran Cristobal Balenciaga. Después de años de idas y venidas, por fin se ha abierto su Museo.




Poco queda por añadir del maestro entre los maestros. Sus creaciones hablan por sí solos. Simplemente desprenden magia.









Y, ¿a qué huele la magia? Pues con un poco de vergüenza admito que aún no lo sé, pero seguro que el día que me encuentre entre esas cuatro paredes me encantará. Prometo que será más pronto que tarde.

Creo que a vosotros no os tengo que lanzar ninguna invitación, más de uno ya estará con los dientes muy largos desde hace tiempo. Soy consciente de la suerte que tengo con mi proximidad.

Para los que no lo conocíais, ha sido un placer enseñaros uno de mis rincones favoritos de nuestra costa. Porque si antes ya era perfecto, ahora lo es mucho más.



Besos!!

miércoles 21 de septiembre de 2011

La Maison de la Vanille

Esta entrada la tengo encargada desde hace tiempo (¡Eliset va por ti!), pero todavía me está costando algo quitarme la pereza del verano de encima.

La vainilla puede que sea una de las notas más archiconocidas que haya, porque creo que muy poca gente habrá que no sepa a qué huele. Otra cosa es que nos guste el olor, o mejor dicho, nos guste para llevarlo encima el día entero. Aquí ya surgen relaciones de amor o odio. Es una de esas notas que no acepta términos medios.

Personalmente su olor me da hambre. Soy demasiado golosa y para mí es una especie de masoquismo perfumarme con ella. Pero aunque no la comparto, entiendo perfectamente a la gente que siente pasión por este olor.

Y para estos amantes existe la casa imaginaria de sus sueños: La Maison de la Vanille, cinco fragancias que nos invitan a viajar a cinco puntos diferentes del globo, donde son originarias las mejores vainillas. Cada una, con su toque diferente en la ecuación.




Vanille Divine des Topiques: vainilla + nardo + heliotropo + jazmín + ámbar.


Vanille Fleurie de Tahiti: vainilla + benjuí + ylang ylang + bergamota + haba tonka.


Vanille Givree de Antilles: vainilla + bergamota + opoponax + haba tonka + nardo.


Vanille Noire du Mexique: vainilla + opoponax + raíz de Florencia + pachouli + rosa. 


Vanille Sauvage de Madagascar: vainilla + sándalo + incienso + bergamota + vetiver.



Mi favorita diría que es Mexique, porque aunque en las notas oficiales no aparece, a mí me huele un poco a cacao y con eso consigue atraparme por completo. Una vez de oler a postre que huela a un postre que me encante.


Y a vosotros, ¿os gusta la vainilla? ¿Con cuál de las cinco os quedaríais a priori?



Besos!!

domingo 18 de septiembre de 2011

El hedor

(...)



Hace tiempo leí en un periódico que, según las últimas teorías, el amor no nace del corazón, sino de la nariz. Cuando dos personas se encuentran y se gustan empiezan a enviarse unas pequeñas hormonas cuyo nombre no recuerdo; esas hormonas entran por la nariz para subir hasta el cerebro y allí, en algún secreto meandro, desatan la tempestad del amor. En otras palabras, concluía el artículo, los sentimientos no son otra cosa que invisibles hedores. ¡Qué tontería tan absurda! Quien ha experimentado el amor verdadero en su existencia, el amor grande y sin palabras, sabe que esta clase de afirmaciones no son otra cosa que el enésimo golpe bajo para enviar hacia el exilio el corazón. Ciertamente, el olor de la persona amada provoca grandes turbaciones. Pero para provocarlas antes tiene que haber habido otra cosa, alguna cosa que, estoy segura, es muy distinta a un sencillo hedor.






Donde el corazón te lleve, SUSANNA TAMARO





Besos!!

miércoles 14 de septiembre de 2011

Oh Katharine, mi Katharine...

Katharine Houghton Hepburn (1907-2003), grande entre las grandes del celuloide. Los datos hablan por sí solos: doce nominaciones y cuatro premios Oscar como actriz principal, ocho nominaciones a los Globos de Oro, tres Premios BAFTA y otras tres nominaciones, mejor actriz en el Festival de Venecia (1934), mejor actriz en el Festival de Cannes (1962), dos nominaciones a los Premios Tony, un Premio Emmy y tres nominaciones, un Premio Golden Laurel y otra nominación, y tres premios de los Círculos de Críticos de Chicano, Nueva York y Kansas.

Pero la Hepburn era algo más.






Su magnetismo traspasaba la pantalla. Odiada y amada a partes iguales, de la misma manera que criticaban su altanería y sus caprichos, alababan su inteligencia y estilo.

Con Spencer Tracy formó una de las parejas con más química del séptimo arte durante las nueve películas que protagonizaron juntos. Nunca llegaron a casarse, el actor de creencias católicas no quiso divorciarse de Louise Treadwell a la que le había dado el "sí, quiero" en 1923. Pero desde que se conocieron en 1942, estuvieron juntos hasta la muerte de él en 1967.




Pero mi pareja favorita la formaba junto a Cary Grant.




No en vano son los protagonistas de una de mis películas favoritas (sin olvidarme del genial James Steward). ¡Cómo me gusta la historia de C.K. Dexter Haver y su pelirroja!




Por toda esta fascinación y admiración que siento hacia ella, sus gustos perfumísticos despertaban una enorme curiosidad en mí. 

A priori diría que tendría que ser un olor fuerte, diferente al resto, con carácter e inconfundible. Y aunque no tengo el gusto de haberlo probado, diría que se ajusta bastante a la descripción: Vol de Nuit de Guerlain.




Galbano, narciso, notas aldehídicas, vainilla, raíz de Florencia, musgo de roble, sándalo... una mezcla diferente y original. 

Y para ocasiones diferentes o una época diferente, uno de los perfumes empolvados por antonomasia: Rive Gauche de Yves Saint Laurent.




Notas aldehídicas, rosa, ámbar, musgo de roble... Un clásico entre los clásicos.


A mí no me han decepcionado para nada los olores de Katharine. Y vosotros, ¿esperabais que oliera así?



Besos!!

lunes 12 de septiembre de 2011

Elle Est Belle

Este post lo tenía pendiente desde hace muuuucho tiempo. Tanto, que a la perfumería de la que os voy a hablar le ha dado tiempo de cambiar de sitio y todo. 

Cada vez que hago un viaje, miro de ante mano las perfumerías que me quedan cerca y en Semana Santa que estuve en Oviedo, fue una visita obligada.

Elle Est Belle es una perfumería nicho que está en Gijón. Un lugar precioso y acogedor donde descubrir tantas y tantas maravillas desconocidas.

En la tienda podemos encontrar marcas tan prestigiosas como Amouage, Byredo, Ellis Faas, Eve Lom, Histoires de Parfums, Juliette Has a Gun, Kevin Aucoin, L'Artisan Parfumeur, Lubin, Miller et Bertaux, Ren, Rodial... y un largo etcétera más. 

























Las fotos son de la tienda de antes, pero la de ahora que se encuentra en la calle Cabrales 5 es aún más bonita si cabe por las fotos que he visto en su página web (aquí).

Además, es una de las pocas perfumerías en España que vende muestras, yo misma me puse las botas cuando estuve allí. Aprovechando la visita, me llevé a casa una muestra de casi todas las fragancias que no había probado anteriormente. Aunque no es necesario ir a la tienda para hacerte con ellas.

Sin duda una visita obligada para cualquier amante de este mucho que se acerque a Asturias.



Besos!!

miércoles 7 de septiembre de 2011

Shower time

Hace un par de días he descubierto que tengo un nuevo olor favorito.

Nunca he sido de darle demasiada importancia al gel de ducha, siempre utilizo en que está y punto. Bastante trabajo suelo tener pensando qué perfume me pondré después. Es en el momento de la ducha cuando tomo la gran decisión.

El otro día, como el frasco del gel ya estaba medio vacío, fui a por otro de recambio y me acordé que hacía ya un tiempo compramos un gel de ducha en espuma en la tienda Rituals. Mi madre me dio a elegir el olor y me decanté por el Himalaya (pino y cedro).




Sabía que los olores amaderados me gustaban, junto por eso hice la elección que hice, pero esto a superado todas mis expectativas. El olor me encanta. Simplemente. Se puede decir que hasta me ducho más a gusto.

No creo que lo utilizara de perfume, me resultaría demasiado masculino. Pero creo que en eso consiste su gracia, es el olor de ese preciso momento, en el que si cierro los ojos vuelo muy alto y muy lejos.




Vuelo hasta unas montañas más grandes de las que tengo al lado de casa y a unos bosques aún vírgenes en los que soy la primera en adentrarse.


No está mal para una simple ducha, ¿no?



Besos!!

domingo 4 de septiembre de 2011

Vamos a la cama que hay que descansar

Este año he tenido las mayores vacaciones en muchos años. Lo malo de ser estudiante es que no te llega para ir muy lejos en vacaciones pero lo bueno es que las vacaciones te duran tres meses. Mejor aún además ahora que Septiembre pasó a la historia y en ningún punto del verano te tienes que acordar de ponerte a estudiar.

Una parte de mí tiene ganas de volver a la rutina. Pero otra parte sabe que se le va a hacer muy cuesta arriba.

Sobre todo las horas de dormir. En la presión que me ejerce el despertador a la hora de conciliar el sueño. Soy de las que calcula a que hora irse a la cama teniendo en cuenta que tengo que dormir ocho horas. Siempre lo he hecho y soy bastante maniática con eso. En vacaciones, si algún día no podía dormirme daba igual, a la mañana siguiente me levantaría un poco más tarde y ya está.




Pero ahora no podré hacer eso. Por eso voy a empezar un nuevo ritual.

No me acuerdo si algún día os lo he contado o no pero una vez leí que si te pones el mismo perfume para ir a la cama todos los días, al final tu cuerpo relaciona ese olor con el momento de relajarse y es más fácil conciliar el sueño.

Y aunque aromaterápicamente olores como la lavanda o el sándalo son más relajantes, para el experimento cualquier olor es válido. Yo optaré por algún perfume medio olvidado que no utilice demasiado.

Creo que voy a empezar hoy a la noche, para ir aclimatándome.


Vosotros, ¿os animáis?


Besos!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...